5 consejos para ayudarte a ganar más partidos

Hay días en los que sientes que puedes vencer a cualquier oponente. La derecha es sobresaliente, el revés está sentado y el saque es más fuerte que nunca.

Sin embargo, a veces tienes días en los que quieres salir de la corte lo más rápido posible. Tu oponente te venció en dos sets, aunque estabas seguro de poder vencerlo. Todo salió muy bien en el entrenamiento.

Como jugadores de tenis todos conocemos esta montaña rusa, una vez ganamos más partidos y la otra vez ganamos menos. Si miramos a los jugadores más exitosos, una cosa queda clara: la consistencia es la clave del éxito en el tenis.

Cómo puedes ser más consistente en tus partidos, lo aprenderás en el artículo de hoy. Aquí están nuestros 5 consejos para ayudarte a ganar más partidos.

1. Hacer un plan de juego

Muchos jugadores de tenis descuidan el primer paso, lo que a menudo les cuesta el partido al final. Es extremadamente importante que hagas un plan exacto antes de cada partido para que no te quedes atascado después.

Más precisamente, debería considerar primero sus fortalezas y debilidades. Anote lo que funcionó particularmente bien en los partidos anteriores. Esto es en lo que te concentrarás en el próximo juego.

Si ya conoce a su oponente, analícelo en detalle antes del partido. También deberías tratar de averiguar lo más posible sobre él. Este no tiene que ser el ritmo de saque exacto del segundo set de su juego anterior.

Más bien son las cosas básicas, como su estilo de juego o su mano de bateo. ¿Es un jugador de base ofensivo o un jugador de contraataque? ¿Es un jugador diestro o zurdo? Le recomendamos que pregunte a sus colegas del club. Tal vez alguien ya ha jugado contra él y puede contarle sus experiencias.

Basándose en esta información, puedes construir tu estrategia para el partido. Diferencias entre una estrategia defensiva y una ofensiva.

En primer lugar, debes imaginarte cómo colocarás tus tiros cuando tengas la ventaja en el rally. ¿Te gusta jugar a la derecha, a la cruz o al palangre? ¿Qué haces en caso de una parada? Luego pasas por todos los escenarios posibles. Haces lo mismo para la defensa después.

En principio, es útil si tienes un plan B en mente. Si tu plan no funciona en el partido, siempre puedes recurrir a una alternativa.

2. No tome riesgos innecesarios

Mientras tanto, hemos llegado al partido. El segundo punto es sobre los errores no forzados, también llamados «errores no forzados». Por supuesto que es más divertido terminar tu punto con un ganador, ¿pero es realmente efectivo?

La mayoría de las veces no lo es, porque simplemente cometes demasiados errores innecesarios. Por lo tanto, la proporción de Ganadores a Errores No Forzados no es óptima para usted. Por esta razón, primero debes concentrarte en poner la pelota en juego.

Bjorn Borg fue uno de los famosos jugadores que usó esta estrategia. Su objetivo era llevar el balón a la red una vez más como su oponente. No tienes que seguir una forma tan extrema de jugar, pero debes tratar de mantener la pelota en juego por lo menos unos pocos golpes.

Esto le da a tu oponente la oportunidad de cometer un error. A medida que el punto progresa, puedes aumentar gradualmente la presión sobre tu oponente para aumentar el punto y posiblemente terminar con un ganador.

3. Aprovechar la debilidad de tu oponente

Usted ha tratado en parte este punto en la preparación para el partido. Ahora es importante que mires a tu oponente durante el partido. Presta atención a los patrones de juego especiales que aparecen en los mítines.

Como jugadores de tenis, no siempre somos conscientes de esto, ya que nos centramos principalmente en la pelota. Sin embargo, al examinarlo más de cerca, podrá reconocer un cierto ritmo en su oponente.

Podría golpear dos bolas cruzadas y la tercera bola de palangre. O puedes notar que cada vez más está comprando el revés. El lanzamiento de la pelota en el servicio es también un buen indicador de un saque de banda o de un saque de rebanada.

Tales conocimientos te dan una considerable ventaja táctica en un partido. A partir de ahora, puedes anticipar la dirección de la pelota y tomar la posición adecuada.

Además de un cierto patrón de juego, tu oponente puede mostrar debilidades adicionales que no esperabas en la forma. La mayoría de las veces, estas debilidades se deben a la forma del día.

Por ejemplo, si notas que la mayoría de sus voleas terminan fuera de los límites, deberías tratar de llevarlo a la red con tiros más cortos tan a menudo como sea posible. Así que haz el mejor uso posible de sus debilidades.

4. No te molestes por los errores

En este momento estás en medio de la reunión. La derecha de tu oponente es relativamente corta y respondes con una bola de ataque rápido. Colocas el balón tan bien que tu oponente sólo puede jugar un tiro defensivo alto.

En este momento, balanceas el bate y te preparas para el smash. Bateas el bate a través y juegas la pelota por unos pocos metros. Después de unos segundos, miras la pelota con frustración. También puedes ver que tu oponente está feliz por el error, lo que te hace enojar mucho más.

Cada jugador recordará tales situaciones De repente, estás burbujeando dentro como un volcán El problema es que la ira le causará mucho más daño.

Ahora estás tan distraído emocionalmente que apenas puedes concentrarte en el próximo rally. Y eso es lo que está jugando tu oponente en las cartas. Se dará cuenta de su debilidad mental y se aprovechará de ella sin piedad.

Así que en lugar de dejarse arrastrar por el punto perdido, debería aceptar el error. No puedes deshacer el golpe de todos modos.

Es importante que te concentres en la siguiente reunión. Enderézate de nuevo, estira el pecho hacia adelante y señala a tu oponente que lucharás por el siguiente punto.

En el tenis, la cuestión decisiva no es qué errores cometes, sino cómo los enfrentas.

5. Juega el partido consistentemente hasta el final

¿Has visto la última final de Wimbledon entre Roger Federer y Novak Djokovic? En el quinto set, la situación parecía casi desesperada para Djokovic cuando Federer tenía dos puntos de partido en su propio servicio. Pero Djokovic se defendió y finalmente le dio la vuelta al partido. ¿Qué nos muestra esta coincidencia?

Deja claro que tienes que jugar tu partido hasta el final para salir como ganador. Incluso si estás 5-1 arriba, por ejemplo, no deberías descansar en tu ventaja.

Porque entonces existe el peligro de que des los siguientes puntos sin cuidado y dejes que tu oponente vuelva al juego. Para evitar que esto le suceda, debe tratar cada punto de la misma manera y considerarlo independientemente de la puntuación.

Al principio ciertamente requiere cierta disciplina, pero con el tiempo se desarrollará la mentalidad apropiada para ello. La mejor manera de lograr su objetivo es tomar conciencia de su meta en la frase respectiva y luego proceder punto por punto para alcanzar esa meta.

De la misma manera que procedes en situaciones en las que estás atrasado. No escribas la frase prematuramente, no importa lo lejos que estés. En vez de eso, haz lo mejor que puedas en cada reunión. El set o el partido no termina hasta que se juega el último punto.